sábado, 27 de agosto de 2011

y salió una poesía para suavizar el enojo que me doy.

Y ni siquiera es buena. Porque además de todo, a lo único que puedo apelar es a un intento de catarsis. AS USUAL.



Abro el libro y busco
ESE párrafo
que alguna vez fue fundamental
y que nunca marqué
porque lo sabía by heart,
como a un principio moral.

Paso las páginas
y casi todo es nuevo
salvo porque recuerdo
algunas palabras
como "Civilización" o "Manás"

Y cuando las reconozco,
me pregunto si
para mi obsoleta memoria
ESO es recordar.

Y si es así como funciona
¿podré alguna vez profundizar
en cualquier pensamiento
que vaya dos pasos más allá
de la simple percepción?

Estamos casi solos
juntos contra el mundo
mi sentido común y yo
cuidando de mi corazoncito
que es como un hijo oligofrénico
y de mi cuerpo, que es su rehén.

Entonces me doy cuenta
(porque seré bruta pero no boluda):
es por mi enorme sentido común
que quizás alguna vez me vuelva sabia
pero nunca intelectual.

1 comentario:

Sandi dijo...

Escupir palabras por doquier ¡que placer!